#14 Anamaya Salud Espiritual

 

Emprendimiento dedicado al bienestar personal, que promueve el uso de productos naturales y sin conservantes.

Paulina, Gimena y Salomé son quienes están detrás de la producción de Anamaya. Paulina es instructora de yoga y está cursando la Carrera de Expresión Corporal. Es docente en el área de Cultura. Ella es la encargada de ventas, comercialización, distribución, asesoramiento y atención al público.
Gimena es Licenciada en Química, meticulosa, ordenada y precavida. Es la encargada de la elaboración de casi todos los productos de la marca. “Lo que no sabemos, ella lo sabe y si no, lo investiga para explicarnos, es una apasionada de la química y del funcionamiento de las cosas”, cuenta Paulina sobre Gimena.

Anamaya surge en 2017 cuando Paulina, la fundadora de la marca, en su búsqueda por una vida mucho más sana comienza a indagar sobre la elaboración de artículos de higiene personal, entre ellos, agua perfumada de Neroli, siendo este producto su mayor interés en ese momento.
La segunda integrante de Anamaya es Gimena, concuñada de Paulina. En medio de una relación de amigas y hermanas surge Anamaya.
La última incorporación es Salomé, Comunicadora Social, es la detallista y creativa del grupo y la encargada de la estética de las redes sociales y de la marca.

El nombre, Anamaya significa Salud Espiritual en Sánscrito, y su significado es el alma de la marca. “Promovemos el uso de productos naturales y amigables con el medio ambiente. Realizados artesanalmente siguiendo los preceptos de la aromaterapia. Creando y desarrollando cada producto para equilibrar el bienestar físico, la belleza y la salud espiritual”, relatan las emprendedoras.

Con respecto a las materias primas, cuentan que las esencias que usan en los productos no son azarosas y que cada una ayuda en algún aspecto. La lavanda es calmante, la verbena es antidepresiva y revitalizadora, y así cada una de las 9 esencias contiene algún beneficio.

           

“Los clásicos son las aguas perfumadas y las almohadillas terapéuticas, este año se sumaron las velas de soja con manteca de karité, shampoo sólido y sanitizantes para manos. Cada producto tiene su variante aromática y/o de uso”, explica Paulina y agrega: “Nuestro próximo lanzamiento serán velas de soja perfumadas. Con ellas nos permitimos salir de las esencias clásicas, armamos 4 blends divinos y minuciosamente pensados. Además, antes de fin de año planeamos lanzar algunos productos de cosmética natural en los que venimos trabajando”.
Paulina detalla que el desarrollo de cada uno de los productos está vinculado a la necesidad y al deseo. “Investigamos y después charlamos la factibilidad con Gime y comenzamos con las pruebas, el diseño y el empaque”.

“Con respecto a la situación en la que estamos inmersos por supuesto que nos afectó y afecta como a todos, personalmente y como marca. Cada vez resulta más difícil conseguir determinados componentes básicos, pero más allá de eso, apostamos a seguir creciendo y haciendo lo que disfrutamos, tratando de crear recuerdos o rememorarlos con nuestros aromas”, culminan diciendo las emprendedoras.

Contacte con esta marca haciendo click aquí.

Entrevista / redacción: Cande Najmias

Apoyá el diseño, consumí

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin